miércoles, 29 de septiembre de 2010

la coquizadora


Allá por los 70´s, principio de los 80´s, la mayoria de mis coetáneos sólo sabíamos que había una empresa a la que le llamabamos "la coquizadora", teníamos la idea de que allí se le daba un cierto tratamiento al carbón para que a su vez este sirviera en la fabricación de fierro y acero.
Viviendo en la región carbonífera y desconocíamos (desconozco) muchas cosas que de la explotación del carbón se pueden aprovechar.

Visitando en Saltillo al primo de un amigo, quien tiene una propiedad en Arteaga, Coah. y cuyo frente del inmueble estaba sin pavimentar recordé que en la región carbonífera se suplía a la pavimentación de calles aplicando sobre suelo compactado alquitrán de hulla el cual es uno de los productos usados como sello en las carreteras y me aventuré a sugerirle que consiguiera alquitrán a manera de obtener una compactación eficaz y económica. La oportuna intervención del gobierno municipal de Arteaga no permitió que esta sugerencia aterrizara ya que eficientemente pavimentaron su calle.

En aquel tiempo nos percatabamos que día y noche en la coquizadora había una flama inextinguible, luego el profe Ernesto, mi padrino, nos explicó que la flama era de un gas altamente industrializable pero no utilizado. Uno más de los subproductos desperdiciados.

Desde la carretera federal 57, entre el crucero a Progreso y El Sauz, desde aproximadamente 30-35 km en línea recta se podía observar la flama cuando viajabamos de Saltillo a Palaú, sobre todo de noche, era un alivio observar a la distancia ese faro guía que nos indicaba que ya estabamos en la carbonífera, ese centinela incansable que observaba el paso de viajeros norte-sur.

Actualmente permanecen las instalaciones pero la flama inextinguible no orienta más a los viajeros, a finales de los 80´s alguien (es) se sirvió cerrar la válvula del gas ahogando la flama y la economía de una región que no ha vuelto a ver la suya.

1 comentario:

  1. Aquí trabajo mi Padre Oscar Javier Rodriguez Hdz. en sus días de juventud.

    ResponderEliminar