jueves, 8 de julio de 2010

Los colores de los caballos.


Para poder apreciar
del caballo sus colores
aqui los vamos a dar
son verdaderos primores
Debemos de comenzar
por el color más bonito
sin duda es el alazán
color de gusto exquisito

En el color alazán
son veitiún clasificados
el claro, azafrán canelo, hormiga y tostado
castaño, cacao y mosqueado
pelicano y sangre linda, ruano, jilote, encerado
colores que son cosa linda


El mulato deslavado
dorado y color camote
caballo alazán quemado
que es lo mejor en su porte

Y así corriendo la mano
para completar la cuenta
falta el tabaco, mapano
y así cerramos la puerta

Le abriremos a los bayos
que en total suman dieciocho,
el claro, el lobo, el dorado
el almendrillo, el biscocho.

El fijol, el aguilillo,
el mapano y el cervuno
el rus bayo, el coletillo
tejocote y el cebruno

Azafranado y guineo
acemita y tepetate
son diecisiete al conteo
y sólo queda uno aparte.

El barroso se divide
en dos porciones su orgullo
la de bayo que se escribe
y su apariencia de grullo.


Vienen ahora los colorados,
once colores al fin,
el sangre linda, el dorado
avellano y colorín.


Sangre de toro, amarillo,
pardo, retinto y overo,
el morado, el vinagrillo
dan término al señaladero.

Ahora viene ¡sí señor!
los grullos que suman cinco
los que por su color son
de número más poquitos.

Tenemos el aplomado
el pardo y tepetate
y otro de color plateado
por el color del pelaje.

Colores se han dado cuatro
y uno falta en cuestión
es el grullo garrapato
y cinco colores son.

Vamos a hacer el relato
de los prietos en cuestión
trece son con el mulato
retinto, pardo y avión.

El retinto golondrino
y el retinto carey
forman la tercia del mohino
como caballo de ley.

El zopilote, el cambujo
el precioso zahonado
nos dan colores de embrujo
en este color sombreado.

Sólo falta en la ocasión
el retinto, el tamarindo
y al rematar la cuestión
el azabache que es lindo.

Luego vienen los tordillos
dieciocho cuenta la nota
prieto, tejón, romerillo
el carbonero y el gaviota.

El porcelano y el chancaco
el palomo y el mosqueado
el cenizo y el marmolejo
el tortolita y el melado.

El azúcar y el canela
el rucio con el rodado
van a completar la entrega
y sólo dos han faltado.

El güero es el que faltaba
junto con el azulejo
la cuenta ha sido cerrada
para quedar al parejo.

Y ahora los ojos claros
con su pelaje amarillo
son seis tipos de oris bayos
distinguirlos es sencillo.

Todo su cuerpo amarillo
crines y cola café
de fino y sedoso brillo
¿podrá distinguir usted?

Está el canario, el bronceado
el naranja y el chicalote
el jabonero, el dorado
y aquí le damos el corte.

Pero nos faltan algunos
que de familia carecen
mas no hay huérfano ninguno
y aquí todos aparecen.

A los moros los tenemos
junto con los palominos
que dan lugar si sabemos
descifrar los contenidos.

Los rosillos y los gamitos
flor de durazno aceiteros
los flor de haba, lomos pintos
y sólo falta un tercero.

Colores ochenta y tres
los que reseñados van
si te has fijado bien
sólo tres van a faltar.

Los pintos y entrepelados
completan ochenta y tres
con el güinduri afamado
que tan buen caballo es.

Terminamos con orgullo
el color de los caballos
alazán, prieto, grullos
colorados y oris bayos

Bayos de otras pinturas
y tordillos a granel
¿Te ha gustado la lectura o la volvemos a hacer?



Hace algunos días mis sobrinas de Monterrey me regalaron un CD con poesías charras, de las cuales tomé esta. De autor desconocido para mí. Dado que actualmente en la internet no hay mucho de donde tomar poesías de este tipo me permito publicar la presente, con la amenaza de que en próximos días incluiré poesías vaqueras de mi autoría. (sobre aviso no hay engaño).


Cuando terminé de escribir, caí desmayado sobre el escritorio.


2 comentarios:

  1. Qué bello dominio de tu preciosa lengua. Olé y Olé... muasss ;)

    ResponderEliminar
  2. el autor de ese poema se llama Juan Manuel Muños

    ResponderEliminar